Interpretación de los sueños

Símbolo de oración de la fe: texto con acentos

Pin
Send
Share
Send
Send


La oración del "Símbolo de la fe", cuyo texto se presenta a continuación, se considera uno de los más fundamentales del cristianismo. Tal peculiaridad está relacionada con el hecho de que el "Símbolo de la fe" (o "Creo", como se le llama de otra manera) contiene una breve descripción de todos los postulados en los que creen los cristianos de todas las confesiones.

En la vida de la iglesia, la oración "Símbolo de la fe" tiene un lugar muy importante: los servicios de adoración generalmente comienzan con ella. "Yo creo" también necesariamente acompaña al sacramento del bautismo: los padrinos recién hechos dicen una oración, se supone que se debe memorizar de memoria a cualquier persona bautizada (niños desde una edad consciente).

El texto de la oración "Símbolo de la fe" con todos los acentos.

El lenguaje eslavo eclesiástico, que es preferido por la Iglesia ortodoxa, es también la base para la mayoría de las oraciones. Para la persona rusa promedio, presenta algunas dificultades, tanto en términos de comprensión como en términos de pronunciación. Para eliminar la dificultad de leer la oración a cero, la versión del texto con los acentos que se dan a continuación ayudará:

Explicación para la lectura: firmar ' (apóstrofe) en las palabras de la oración fijada Después de las sílabas estresadas.

Juega el símbolo de la oración de fe con acentos en línea:

La estructura y el significado de la oración "Símbolo de la fe".

Como parte de la oración, al "Símbolo de la fe" se le asignan 12 miembros (en otras palabras, partes). Cada uno de ellos contiene una breve descripción de una verdad cristiana. Estas verdades transmiten la esencia de toda doctrina cristiana, a saber: lo que los cristianos de todo el mundo creen en lo establecido en esta formulación, el objetivo de la verdad en sí y el objetivo de la fe del cristiano en ella. Los miembros de la oración "Creer" están dedicados a:

  • el primero - al único Dios;
  • el segundo-séptimo - al Hijo de Dios (Jesucristo);
  • octavo - el Espíritu Santo;
  • noveno - Iglesias;
  • décimo - El rito del bautismo y su beneficio para la humanidad;
  • undécimo-el duodécimo - La vida eterna en el Paraíso, la resurrección de aquellos que fueron al reino de los muertos.

La oración "Símbolo de la fe" está dotada de un significado profundo, no es para nada que su segundo nombre sea "Creo". Esta palabra requiere una actitud reflexiva. Debe resonar tanto en el alma como en la conciencia del cristiano. Creer es el primer y más importante deber de cualquier persona que elige el cristianismo como su religión. Y debe creer en la trinidad de Dios, en la Iglesia, en la vida eterna, esperando a la humanidad después del cumplimiento del Juicio Final.

El "Símbolo de la fe" no es solo una oración cristiana. Es una forma de establecer una conexión cercana y profunda con Dios mismo. Es un medio para mantener y fortalecer la fe del hombre en el Altísimo.

Cómo se originó la oración y el bautismo del “Símbolo de la fe”

La oración "Símbolo de la fe" no encontró su forma moderna de inmediato. El origen de la oración "Creo" comenzó en los tiempos en que la Iglesia cristiana acababa de comenzar su formación. Sus orígenes se remontan al período en que los nuevos conversos de cristianos comenzaron a prepararse para el bautismo. En el arsenal de la Iglesia antigua, había varios "símbolos de fe" breves que perseguían el objetivo de transmitir a los nuevos creyentes los dogmas en los que deberían creer y recordar su llamamiento en este mundo.

Con el tiempo, el rito del bautismo ha sufrido muchos cambios, y esto no pudo evitar reflexionar sobre la oración del "Símbolo de la fe": creció y, como resultado, llegó a su aspecto moderno.

En particular, la necesidad de complementar y refinar la oración fue causada por la aparición en el siglo IV de enseñanzas falsas sobre Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo.

  • En 325 se celebró el Concilio Ecuménico.Convocado para afirmar la verdadera doctrina fiel del Hijo de Dios. El motivo de la convocatoria fue el comienzo de la difusión de la falsa enseñanza de Ario, quien afirmó que Dios el Hijo era solo la creación suprema del Señor. Padres del primer concilio ecuménico formulados primeras 7 oraciones.
  • Las siguientes 5 verdades. tomado a tiempo II Consejo Ecuménico, en el año 381. Luego aprobaron la verdadera doctrina del Espíritu Santo, en oposición a las falsas enseñanzas de Macedonia, que negaban la dignidad divina del Espíritu Santo.

La variante del "Símbolo de la Fe", compilada en dos Concilios y practicada por la Iglesia en la actualidad, se conoció como Nicene-Tsaregradsky, en honor de las ciudades donde estos Concilios pasaron (Nikaia, Constantinople (Constantinopla)

Lugar del “Símbolo de la fe” en el cristianismo moderno.

Como se señaló anteriormente, la oración "Símbolo de la fe" de manera breve, pero inusualmente precisa, expone las verdades del dogma cristiano. La vida de todo verdadero cristiano debe estar impregnada de fe en Dios. Sin fe, una persona se vuelve ciega y con ella adquiere una visión espiritual, lo que le permite ver y comprender la esencia de todo lo que hay en este mundo. Un "Símbolo de la fe", a su vez, es la clave de esta visión espiritual.

"Yo creo" es una oración completa, que abarca todas las cosas más importantes que existen en el cristianismo. También está incluida en una breve regla de oración hecha para los laicos por los serafines de Sarov ("Nuestro padre" - 3 veces “Virgen María, regocíjate” - 3 veces “Símbolo de la fe” - 1 vez). El Padre Serafín creyó que estas tres oraciones son las "tres ballenas" del cristianismo: "El Padre del Señor" otorga la "Oración del Señor" y sirve como ejemplo de todas las oraciones. La oración "Virgen Virgen, Alégrate" es dada por el Arcángel como una muestra de la Virgen. ”Contiene las verdades inmutables de la fe cristiana.

Pin
Send
Share
Send
Send