Interpretación de los sueños

Apelar a Dios por una abuela: una oración por los nietos es fuerte en todas las ocasiones

Pin
Send
Share
Send
Send


El Señor me envió una gran bendición en la vida: yo, mi hija, mi madre y, más recientemente, mi abuela. A veces los niños me dicen que toda nuestra familia descansa en mis oraciones, porque el resto del Todopoderoso no tiene tiempo para estudiar, luego trabajar, luego los niños ... Por supuesto, los culpo un poco por eso, porque no puedes abandonar el templo por completo. razones Pero no puedo dejar de orar por todos. Así es como el sacerdote me explicó la importancia de estas oraciones ...

¿Debo preguntarle a Dios por los nietos?

La mayoría de los abuelos tratan a los nietos no solo como un "bebé agradable", sino también como una oportunidad para corregir muchos errores cometidos al criar a sus propios hijos. Esto explica el amor y la atención, que desde los primeros días se vieron rodeados de nuevos miembros de la familia, así como la generosidad durante la compra de otro juguete o kilo de dulces.

Y si el bebé al mismo tiempo enfrenta dificultades o se enferma, el dolor de la abuela y el abuelo está más allá de las palabras. ¿Dónde colocar todas estas emociones desgarradoras: miedo, ansiedad y, a veces, amargura? ¿Dónde buscar protección, esperanza, confort? ¡Por supuesto, en la fe! Por lo tanto Orar por los nietos no solo es posible, sino muy necesario. Y no solo por el bien de los niños, sino también por el bien de la paz mental..

¿Qué es la oración en general?

La oración no son solo palabras dirigidas al techo o al cielo. Esta es la comunión de nuestra alma inmortal con el Señor.

Para que se escuchen, las palabras de oración (tanto simples peticiones del alma como líneas delgadas compuestas por los santos padres, que verán a continuación), deben expresarse con la creencia de que serán escuchadas sinceramente con la obediencia de Dios.

¿Cómo aplicar al santo patrón?

Como regla general, la Madre de Dios se ora por los hijos y nietos, raramente a Jesucristo y al Señor mismo.

Pero no basta con preguntar. Un verdadero creyente debe:

  • para ir al templo, dejando pequeñas notas sobre la salud allí (puede ingresar tanto a los hijos como a los nietos y a otros parientes, pero no lo olvide, ingrese los nombres de las iglesias, no los seculares, que en nuestro tiempo pueden ser muy diferentes de los que se dan en el bautismo);
  • en la iglesia, no se olvide de encender velas para la salud de la familia, y además, también hay una oración para los difuntos, y una víspera especial para las velas conmemorativas;
  • durante las apelaciones caseras al Patrón Celestial, también se enciende una vela consagrada frente a la imagen;
  • En casa también puedes quemar cerca de la lámpara de iconos.

Una descripción más detallada de cómo oran las diferentes personas y cómo hacerlo correctamente la contará el clérigo, el padre Vladimir Golovin:

Algunos sacerdotes dicen que si una persona es muy pecadora (y tal es la mayoría de los creyentes), no debe orar al Señor. Es mejor elegir un patrón que dirija sus oraciones a Dios. Tal patrón puede ser un ángel dado al nacer, un santo cuyo nombre usted lleva, así como muchos santos populares.

Por ejemplo:

  • Sanador Panteleimon (se le pide que no tenga nieta o nieto);
  • Saint Naum (se le pide éxito en la enseñanza del niño, incluso nuestros antepasados ​​tuvieron una breve dirección: "Saint Naum, traiga al hijo a la mente");
  • Santos Cirilo y Metodio (sí, los mismos del libro de texto de historia escolar también son usuarios de la escritura y la enseñanza);
  • Matrona Moskovskaya (sobre salud, protección de bebés);
  • Serafim Sarovsky (sobre la salud, deshacerse de los malos hábitos, resolver problemas difíciles y si los nietos son adultos para darles niños sanos);
  • El reverendo Ambrosio de Milán (acerca de venir a la iglesia, el arrepentimiento, el respeto por los ancianos);
  • Juan de Kronstadt (acerca de devolver un alma perdida al seno de la iglesia, acerca de curar a los enfermos).

Pero claro, la mayoría de las veces oran a la Virgen María. Ella tiene muchas oraciones de buena madre que podemos reconocer en la iglesia. Todos ellos son adecuados para las abuelas.

Tres tipos de oraciones

  1. Palabras especiales + post + vacaciones. Se cree que la oración, leída en un día especial, será la más fuerte, si antes se adhiere al puesto. Además, la publicación puede no ser necesariamente una iglesia: puedes elegir un día o incluso una semana durante el Meat-Eater y renunciar a todo lo que sea salado (o simplemente dulce, gordo). Esto se puede hacer solo o en tándem con un cónyuge.
  2. Apelar al Señor en el templo. La oración común se considera muy fuerte. Por lo tanto, a menudo deje una nota sobre la salud de los nietos y, si la salud lo permite, visite el servicio. El Señor no le exige que los defienda: si no puede hacerlo, siéntese en un rincón en un banco o pida una silla, pero asegúrese de orar con todos.
  3. Tarde privada / oración familiar. Puedes rezar con tus nietos. Pero cuando crezcan, comenzarán a dividir el personaje y seguramente se negarán a hacerlo. No los fuerce. Puedes rezarte a ti mismo. E incluso si la nieta o nieto muestra una ardiente contradicción con la fe, al ver que la abuela reza constantemente por ellos, se sentirán inconscientemente seguros. Y cuando pase el período de maximalismo juvenil, seguramente recordarán qué ejemplo les mostraste.

El papel espiritual de los abuelos en la vida de los nietos.

Algunas personas dicen que En la formación de la fe del pequeño cristiano, la abuela desempeña un papel aún mayor que su propia madre.. Juzga por ti mismo: es difícil encontrar una madre que sea un ejemplo de virtud. Hoy le explica al bebé que mentir no es bueno, y tres días después, al llegar tarde al trabajo, rápidamente le dice a su esposo "Estoy mintiendo al atasco", y el niño lo escucha. O bien: un día ella dice que es malo ofender a los débiles, y otro día reprende (o incluso abofetea a un niño) a un niño, olvidando que él es el más joven y débil. Y hay miles de tales ejemplos.

La abuela, que vivió la vida y adquirió sabiduría, no tiene prisa. Incluso trabajando, ella entiende que ganar dinero está lejos de ser tan importante como la familia. Por lo tanto, ella siempre tiene una palabra amable y una sonrisa para el bebé. Y no es de extrañar que los niños confíen tanto en sus abuelas, respetándolos por completo.

Es difícil culpar a los padres por el hecho de que a veces casi viven en el trabajo, porque están tratando de alimentar, vestir, calzar y aprender de los niños. Esto es todo lo necesario también. Bien y La tarea de la generación mayor es inculcar paz en los niños, una visión pacífica del mundo y una relación de confianza con Dios..

Además, sirven de ejemplo para sus nietos. Si la casa de la abuela siempre está limpia, para una nieta se convertirá en la norma. Si el abuelo nunca hablará mal de las personas (especialmente para los ojos), la nieta entenderá que esto es lo correcto. Y si la abuela y el abuelo rezan y asisten a la iglesia, los nietos percibirán la fe no como "sacerdotes del sacerdocio" (y muchas personas lo llaman en Internet cuando se comunican), sino como un estilo de vida normal y habitual.

Las oraciones más fuertes para todas las ocasiones.

Las más fuertes y efectivas son tales palabras:

Sobre la salud

Sobre la proteccion

Lee estas palabras para niños pequeños:

Y estos son para nietos adultos que ya viven sus propias vidas:

En el éxito en la escuela o en el trabajo

Sobre la vida feliz para los nietos.

Resumir

  • La oración de la abuela o el abuelo por los nietos es muy fuerte. No solo protege a los niños de enfermedades y problemas, sino que también les inculca un amor por los valores cristianos, y también protege el alma de quienes oran de los pensamientos malvados (inquietud, amargura, desesperación).
  • Muchas personas hablan directamente al Señor. Pero si te consideras una persona pecadora, es mejor orar a la Virgen María, al sanador Panteleimon o Matronushka.
  • Las oraciones más populares son "Para la salud" y "Sobre el éxito en el aprendizaje". Además, las abuelas piden a los patrones celestiales la protección de los niños, y que se les conceda una vida feliz.
  • Para los nietos, puedes leer las oraciones de las madres que alguna vez leíste a tus hijos.

Pero, ¿qué pasa si sus nietos no quieren orar con usted y asistir a la iglesia? ¿Debo rendirme? Esta pregunta será comentada por el sacerdote, cuya iglesia durante los años de trabajo de este santo padre fue visitada por más de cien abuelas y sus "mascotas", incluidos los nietos criados, que llegaron al Señor desde su edad madura:

Pin
Send
Share
Send
Send